Uña encarnada

En este caso el paciente presenta un enclavamiento de la uña. Se decide realizar la técnica fenol-alcohol, donde sólo se retira la porción de canal de uña que se clava, resolviendo de manera definitiva el problema ya que no vuelve a crecer la uña por el canal.

En este caso la paciente padece de uña encarnada y además presenta una tumoración benigna conocida como “nevus”. Para resolver ambos problemas se utiliza la técnica Winograd.