Siliconas

El paciente padecía de una callosidad entre el primer y segundo dedo que le hacía venir a la consulta cada 3 semanas.

Se fabrica una ortesis de silicona a medida para separar el espacio entre los dedos y eliminar el roce, de esta manera el callo no volverá a aparecer.

Esta silicona se fabrica en el momento y el paciente sale de la consulta con ella puesta.