Podología infantil

PORTADA

Muy importante diagnosticar y tratar a los más pequeños de patologías que en un futuro pueden ser problemáticas.

Muchos de los problemas en los pies de los niños pasan desapercibidos ante los ojos de los padres y pediatras, por lo que lo es recomendable realizar una revisión podológica a nuestros pequeños entre los 3 y 4 años. A esa edad tenemos margen suficiente para poder corregir cualquier problema que exista y que sería imposible corregir cuando el niño se acerca a la adolescencia.

Contamos con la formación más actualizada en conceptos biomecánicos infantiles que nos permite corregir patologías como:

  • Pies planos / cavos / valgos / varos
  • Marchas con las puntas de los pies hacia dentro o hacia fuera
  • Dismetrías
  • Desviaciones de rodilla (Genu valgo)
  • Clinodactilias (“dedos montados”)